• Esta primera jornada organizada por la Fundación Aguas de Valencia ha tenido lugar en la oficina de turismo de Cinctorres, donde los voluntarios han recibido una formación teórica sobre la especie y su situación actual, desplazándose, posteriormente, en diversos enclaves de la zona donde los asistentes han podido constatar la presencia de la especie (huellas, restos de comida, excrementos…).

 

  • El objetivo del ‘Proyecto Nutria’ es lograr la recuperación de esta especie amenazada y la colonización de sus antiguos hábitats, a lo largo de los próximos tres años.

 

  • Esta iniciativa de la Fundación Aguas de Valencia cuenta con la colaboración de la Conselleria de Medio Ambiente así como de la Fundación Limne.

Ayer, los voluntarios de la Fundación Aguas de Valencia participaron en la primera jornada del ‘Proyecto Nutria’, en la localidad castellonense de Cinctorres, con la colaboración de la conselleria de Medio Ambiente así como voluntarios de la Fundación Limne y de la Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos (SECEM).

Los participantes en esta primera jornada formativa, cuyo objetivo era formar grupos locales de estudio de este mamífero amenazado, recibieron una sesión teórica sobre la especie así como su realidad en la Comunidad Valenciana. Posteriormente, se trasladaron a distintos puntos ribereños entre Cinctorres y Morella para constatar in situ la presencia de nutria, gracias a la identificación y análisis de huellas, restos de comida, excrementos…

Esta jornada inicial, continuará a lo largo de los próximos meses con actividades similares en otros puntos de la Comunidad. Todo ello, permitirá crear una red de voluntarios especialistas en esta especie que recabarán datos de campo para hacer un estudio sobre la situación actual de la especie.

El ‘Proyecto Nutria’ tiene un fuerte componente social y pretende involucrar a la ciudadanía en todas sus fases. Durante la primera se realizarán estudios (mediante censos y foto-trampeo) para confirmar la expansión de la especie en la Comunidad Valenciana, al ser una de las pocas zonas del país en las que la nutria aún no ha colonizado todo el territorio y muestra una recuperación más lenta.

En las siguientes anualidades el proyecto se ampliará a otras provincias limítrofes a la Comunidad Valenciana, en las que la Fundación Aguas de Valencia realizará actividades de difusión para fomentar el conocimiento social sobre esta especie y sobre la necesidad de mantener nuestros espacios naturales en buen estado.

Comprometidos con la nutria

El pasado mes de julio, el secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Álvaro, el consejero delegado de Global Omnium y representante de la Fundación Aguas de Valencia, Dionisio García, así como con responsables de la Fundación LIMNE, presentaron el “Proyecto Nutria” para la recuperación de esta especie, en la Comunidad Valenciana.

Pese al paulatino restablecimiento de sus poblaciones, esta especie todavía está amenazada de extinción en todos los ríos de la Comunidad. Este proyecto, inicialmente tendrá una duración de tres años, e, inicialmente, va a desarrollarse en la Comunidad Valenciana aunque, paulatinamente, irá incorporándose a la misma área de las provincias de Albacete, Cuenca, Tarragona y Teruel. De esta forma, el ‘Proyecto Nutria’ contribuirá a que la Comunidad Valenciana sea epicentro de la recuperación de este mamífero tan amenazado (Lutra lutra), incluido en el Libro Rojo de los Vertebrados de España (Ministerio Agricultura, Pesca y Alimentación).

La nutria, una especie amenazada

Si bien la distribución territorial de la nutria ha sido históricamente amplia, durante la segunda mitad del siglo XX empezó a mostrar una drástica disminución de las poblaciones en todo el país, especialmente en la zona este. La considerable disminución de ejemplares durante en ese periodo de tiempo ha sido a menudo asociada a diversas causas como, por ejemplo, la contaminación, la destrucción de sus hábitats, la sobreexplotación de recursos, el descenso en el volumen de presas, el aislamiento poblacional o la caza. Afortunadamente, en las últimas décadas, se ha empezado a constatar una recuperación significativa.

La mejora del estado de algunos tramos de río y, sobretodo, de la conectividad entre espacios naturales será otra de las puntas de lanza del proyecto, que intentará localizar tramos clave para propiciar el salto entre cuencas y sub-cuencas. Esta iniciativa servirá también para definir toda una serie de propuestas a las administraciones competentes en materia de agua y biodiversidad, las denominadas “acciones correctoras” que permitan el flujo de individuos entre cuencas o a lo largo de tramos fluviales que presenten discontinuidad, fomentando así la creación de una infraestructura verde que afiance la recuperación y el establecimiento de nuevos núcleos poblacionales de nutria en los ríos de la Comunidad Valenciana.

Share
This