• El objetivo del proyecto es incrementar la producción de energía renovable y aumentar la capacidad de codigestión de los residuos, contribuyendo así a la reducción de emisiones de efecto invernadero
  • Aguas de Valencia pretende así adecuar la producción de biogás a las necesidades energéticas del proceso productivo en sus instalaciones
  • La estrategia corporativa del Grupo Aguas de Valencia integra numerosas iniciativas de innovación e I+D+i para la optimización los recursos hídricos y energéticos
  • El proyecto del Grupo Aguas de Valencia ha sido seleccionado por la Comisión Europea, a través del Programa LIFE13 ENV/ES/000377, y tendrá una duración de 36 meses

El Grupo Aguas de Valencia ha presentado en las jornadas “El tratamiento de aguas a debate”, organizadas por la revista iAgua, en Madrid, el proyecto europeo LIFE ECODIGESTION que está liderando y que tiene por objetivo, aumentar la producción de biogás como energía renovable, a partir de la reutilización de los residuos de la industria agroalimentaria.

Esta iniciativa aprobada en la edición LIFE+ 2013, titulada “Automatic control system to add organic waste in anaerobic digesters of WWTP to maximize the biogas os renewable energy”, está cofinanciada por la Unión Europea y se prolongará durante 36 meses.

En palabras de la subdirectora de Aguas Residuales del Grupo Aguas de Valencia, Gloria Fayos, “este proyecto LIFE supone el reconocimiento internacional a una estrategia de I+D+i que venimos desarrollando en el Grupo Aguas de Valencia desde hace algunos años. En definitiva, ser cada vez más eficientes y autosuficentes en nuestra gestión de los recursos hídricos y energéticos es nuestra mejor contribución al medio ambiente y a la sociedad, tal y como lo demuestra el hecho de la drástica reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que estamos logrando con esta propuesta”.

El proyecto “ECODIGESTION” 

Con la nueva tecnología de automatización de dosificación propuesta y la digestión conjunta de los residuos de la industria y los fangos en los digestores de la propia depuradora, se aumentará el potencial de producción de energía renovable e incrementa la capacidad de codigestión de los residuos. Todo ello, se traduce en la valorización de los residuos en lugar de su eliminación, en un mayor autobastecimiento en la planta y en una reducción de los costes de tratamiento del productor.

Un aspecto a destacar es la contribución a la consecución del objetivo de generación de electricidad a partir del biogás proveniente de los lodos de depuradoras en 2020 (Plan de Energías Renovables de España 2011-2020) y del objetivo europeo de cuota de energía procedente de fuentes renovables (Directiva 2009/28/CE).

Este proyecto liderado por el Grupo Aguas de Valencia lucha contra un problema ambiental doble: en primer lugar, la escasez de combustibles fósiles y su estrecha relación con la producción de gases de efecto invernadero y, por otro lado, la creciente producción de residuos orgánicos de elevado poder contaminante y su desaprovechamiento como recursos.

En definitiva, la producción de energías renovables es tan importante de cara al futuro porque, además de reducir las emisiones de gases, contribuyen a ralentizar y, en la medida de lo posible, a actuar contra el cambio climático, un objetivo en el que este Grupo está centrando sus esfuerzos, tanto en la gestión de las aguas residuales como potables.

Por otra parte, Fayos señaló a este respecto “la capacidad de generar energía sin contribuir al cambio climático es una realidad que ya se recogen las directivas europeas y que para nosotros es una prioridad que incorporamos a nuestra gestión diaria”. Un claro ejemplo de ello, es la reciente selección de la empresa, hace escasos meses, por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para participar en los proyectos Clima 2013- Fondo de Carbono.

Tal y como concluyó la Subdirectora de Aguas Residuales, “ser seleccionado para liderar un LIFE+, participar en los proyectos Clima del MAGRAMA o lograr el Premio Bioenergía Platino 2014, por poner sólo algunos ejemplos, requiere que todas las decisiones que se adoptan en la gestión diaria de una empresa así como sus protagonistas tienen clara cuál es la prioridad y, en el caso del Grupo Aguas de Valencia, la nuestra es trabajar por la eficiencia y por reducir nuestra acción antrópica sobre el medio ambiente”.

La mayoría de residuos de la industria agroalimentaria, tienen un alto contenido en materia orgánica, lo que encarece y dificulta su tratamiento. Por ello, la codigestión de estos residuos con los fangos de las depuradoras se plantea como una buena alternativa, ya que se logra transformar algunos de los residuos en suproductos contribuyendo a la generación de biogás.

Esta búsqueda continua por la eficiencia y la optimización del servicio que este Grupo presta a la sociedad queda más que avalada por su participación activa en el proyecto “Mejores Valores”, cuyo objetivo es poner en común iniciativas impulsadas desde el sector público y privado en materia de transparencia en la gestión del agua.

A lo largo de todo el proceso de desarrollo de la gestión de riesgos en el Grupo Aguas de Valencia, el Grupo Aguas de Valencia contó con el asesoramiento y asistencia técnica del Grupo Morera y Vallejo, líderes del proyecto europeo Mejores Valores.

Recientemente, AENOR ha acreditado que el Grupo Aguas de Valencia es la única empresa privada española que cuenta con la especificación técnica AENOR EA31:2013, siendo la única que ha implantado un Sistema de Gestión del Riesgo, que contribuye a minimizar aquellos riesgos globales que pueden afectar a las organizaciones, asegurando su sostenibilidad y la consecución de sus objetivos.