Vicente Fajardo, Director del área de Residuales del Grupo Aguas de Valencia, fue el encargado de representar a toda la compañía en la puesta de largo de los proyectos Clima 2013- Fondo de Carbono. El acto fue presidido por el Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, que ya ha anunciado que están trabajando en las bases para abordar la tercera edición de este proyecto. A la espera de conocer las bases de la siguiente convocatoria, Aguas de Valencia no descarta volver a presentar proyectos.

Este proyecto liderado desde el Gobierno de España recoge buena parte de los objetivos que tiene el Grupo Aguas de Valencia. Esto es, aunar el compromiso y la responsabilidad social incentivando acciones y proyectos a favor del desarrollo sostenible. El objetivo global del Proyecto Clima es la reducción de las emisiones de fases de efecto invernadero en España. Los sectores esenciales donde se está trabajando es el transporte, el sector residencial, los residuos y la agricultura.

Vicente Fajardo ha firmado uno de los 49 nuevos contratos de Proyecto Clima que se han firmado hoy y que tienen un compromiso común reducir de manera verificada emisiones que se generen en los próximos cuatro años. Es decir, evitar la emisión a la atmósfera de CO2.

La propuesta seleccionada por el Ministerio, xNOMBREx, tratará los residuos de la industria agroalimentaria de manera más cercana a su origen, puesto que se elegirán residuos para utilizar como cosustratos de la industria de la zona, evitando tanto las emisiones de metano producidas por su disposición en vertederos como las derivadas de su transporte a mayores distancias.

El proyecto presentado por el Grupo Aguas de Valencia propone la instalación de una bomba de carga y un triturador para poder utilizar siempre el depósito existente e instalar uno nuevo que permita dar cabida a una mayor cantidad de residuos en los digestores de la depuradora. Así se minimizará cualquier elemento que venga con el cosustrato y que pudiese producir emboces o cualquier incidencia en el interior del digestor, y facilitará la dosificación de residuos que de otra manera no serían adicionables.

El tratamiento de los residuos de origen agroalimentario se realizan en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Quart-Benàger, mediante el tratamiento biológico con fangos activos de unos 60.000m3/día de agua residual. Actualmente a la digestión anaerobia, además de los fangos primarios y biológicos se están empezando a adicionar cosustratos procedentes de la industria alimentaria con la finalidad de aumentar el biogás producido.

El cosustrato llega a las instalaciones en cisternas de 20 m3, cubas de 10 m3 o grandes recipientes a granel y, en la actualidad, es descargado directamente en la cámara de mezcla que recoge los fangos primarios espesados y los fangos biológicos de 35 m3, si el camión no dispone de bomba para llenar el depósito.

Share
This