• La tortuga Colomera, curada en el Arca del Mar del Oceanogràfic, lleva tres semanas nadando en el Golfo griego de Ciparisia, zona de anidación de tortugas marinas.
  • El quelonio ha recorrido más de tres mil kilómetros desde que partió el 25 de junio de la Playa Torre Bellver de Oropesa.

València, 27 de julio de 2020.- Después de dos meses de viaje por el Mediterráneo, la tortuga Colomera de 100 kilos que soltamos al mar en Oropesa con la Fundación Azul Marino, se encuentra nadando por las costas de Grecia, donde permanece las últimas tres semanas.

Colomera recorre el hábitat costero del Golfo de Ciparisia al ser un área típica de anidación de tortugas marinas, además de por otros factores como la posible presencia de otros ejemplares y la disponibilidad de alimento en la zona.

Según la información que envía regularmente el transmisor satelital que lleva colocado en el caparazón, ha recorrido más de tres mil kilómetros y su comportamiento continúa siendo aparentemente normal.

De Oropesa a Grecia pasando por Sicilia

Colomera entró al mar en la Playa del Bellver de Oropesa a las 12:30 del pasado 25 de junio y, tras rebasar las Islas Columbretes, continuó su trayecto hacia las Baleares.

Después de recorrer las costas de Palma de Mallorca, y según los datos del satélite, a mediados del mes de julio se encontraba en el Estrecho de Sicilia, entre las costas de Túnez y la de Sicilia.

Su ruta continuó hacia Grecia, concretamente hacia el Golfo de Ciparisia, en la costa occidental de la península del Peloponeso, cerca del Mar Jónico, donde permanece las últimas semanas.

Share
This