• La Public Works Authority ha adjudicado este nuevo proyecto a la filial de Global Omnium en el estado qatarí, Aguas de Valencia WLL, para implementar tecnología en la gestión de datos para una red de saneamiento presurizada

 

  • La adjudicación se ha realizado por más de 7,5 millones QAR – cerca de 2 millones de euros- con un plazo de ejecución de 11 meses

 

  • Supone un nuevo respaldo a la actividad de la filial de Global Omnium, una sociedad constituida en 2015, para realizar trabajos en el suroeste asiático

 

  • Actualmente, Global Omnium garantiza sus servicios a más de 7 millones de personas, tanto en España como en distintos mercados internacionales: Angola, Colombia, Ecuador, Qatar o Venezuela.

 

Global Omnium, a través de su filial qatarí Aguas de Valencia WLL, constituida en noviembre de 2015, ha sido adjudicataria de su cuarto contrato relevante en Qatar.

El proyecto, que fue adjudicado recintemente, consiste en realizar  Mejoras en el sistema SCADA (Improvements and Enhancements to SCADA ) mediante licitación pública.

El objeto principal del proyecto es el estudio técnico y análisis de una red de saneamiento presurizada, el diseño, ejecución e instalación de equipos para la optimización y control de la operación y mantenimiento para el aumento del rendimiento hidráulico de la red y mejora de la gestión de recursos.

La adjudicación del proyecto ha sido realizada por Ashghal, la  Public Works Authority, por un importe de  7.569477,14 QAR – en torno a los 2 millones de euros-  y tiene una duración de once meses.

Este nuevo hito permite a Global Omnium posicionarse como un referente tecnológico internacional gracias a la exportación del conocimiento y valor añadido de una tecnología desarrollada e implementada integramente por la empresa.

Referencia tecnológica internacional

Actualmente, Global Omnium garantiza el abastecimiento y depuración del agua a más de 7  millones de personas, tanto en España como en distintos mercados internacionales: Angola, Colombia, Ecuador, Qatar o Venezuela.

Precisamente, el nuevo contrato logrado en Qatar es fruto de la transformación digital que inició la compañía hace más de dos lustros y que le ha permitido posicionarse tecnológicamente al más alto nivel, mejorando notablemente su eficiencia a la hora de dimensionar sus necesidades hídricas, y por lo tanto energéticas, para atender a las demandas de sus clientes.

Share
This