• GOHub, el HUB tecnológico de Global Omnium, cede sus instalaciones para la incubación de los proyectos quese llevará a cabo durante los 10 próximas semanas
  • Se han presentado a la convocatoria 18 proyectos de los cuales se han seleccionado 8 que conformarán esta primera edición
  • El criterio de selección es diferente a la de cualquier incubadora porque el valor más importante es el social: generar herramientas y medios de vida estables
  • A cambio se ofrece la metodología de emprendimiento más puntero y el compromiso de formación y colaboración de personal especializado de las empresas participantes en el proyecto

 

La Asociación con Valores, dirigida por Melquiades Lozano, con el apoyo de la consultora FIniniciativas y el apoyo del grupo dirigido por Eugenio Calabuig, Global Omnium, es el impulsor de esta iniciativa que se lleva gestando dos años y que formalmente comenzó ayer en un primer encuentro de todos los seleccionados para participar de esta incubadora.

   GOHub, el HUB tecnológico de Global Omnium, cede sus instalaciones para la incubación de los proyectos quese llevará a cabo durante los 10 próximas semanas. Patricia Pastor, de GOHub ha dado la bienvenida a esta iniciativa de emprendimiento social que está alienado con los valores que persigue Global Omnium de tecnologias para el bien y que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas.

Melquiades Lozano ha afirmado que su propósito es juntar lo mejor de los dos mundos, el empresarial y el social, para lograr entre todos crear oportunidades laborales reales para personas que se encuentran en los colectivos más vulnerables de la sociedad. En España en este momento hay 14 millones de personas en riesgo de exclusión 1 millón de personas en riesgo de exclusión y 40.000 personas sin hogar es Lozano. Asegurado que el hilo que separa ese millón de personas con las que se quedan sin hogar es muy pequeño y hay muchas posibilidades de poder ayudar

La Asociación con Valores tiene dos líneas de trabajo: de un lado la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión y de otro la incubadora social. En este caso, se han presentado a la convocatoria 18 proyectos de los cuales se han seleccionado 8 que conformarán esta primera edición. Lozano ha desvelado que el presupuesto del que disponen para la incubación de los proyectos es de 31.000 euros y por tanto consideran que es mejor seleccionar una cantidad de proyectos ajustada para asegurar los mejores resultados.

El criterio de selección es diferente a la de cualquier incubadora porque el valor más importante es el social en tanto que logra generar herramientas y medios de vida estables, en definitiva un empleo, a los participantes y no tanto su proyección económica. Lo que se le ofrece a cambio, para desarrollar su idea, es la metodología de emprendimiento más puntero y el compromiso de formación y colaboración de personal especializado de las empresas participantes en el proyecto.

Las personas seleccionadas se encuentran entre la franja de edad de entre 40 y 60 años y proceden de colectivos en riesgo de exclusión como los parados de larga duración o mujeres que han sufrido maltrato y buscan tras formarse una oportunidad laboral.

Un taller de costura, fabricar zapatos anatómicos, un estudio de tatuajes diferente o una empresa de productos congelados han sido los escogidos de entre las personas que presentaron candidatura. Las otras cuatro proceden de otras tantas ONG que al incubar sus proyectos «lograrán multiplicar sus beneficios y hacer que sus ventajas lleguen a más personas» ha asegurado Cristina Iranzo de Finiciativas. Las ONG liderarán una cooperativa de frutas, un taller de costura, la fabricación de bolsos para venta on line y la especialización de un estudio de arquitectos en la adecuación de viviendas para personas con diversidad funcional.

Share
This