EMIVASA participa en el proyecto TRUST 2030, donde se emplea tecnología Big Data para reducir las emisiones contaminantes en entornos urbanos

  • La Agencia Valenciana de la Innovación ha seleccionado este proyecto “altamente estratégico”
  • EMIVASA, junto con investigadores de la Universitat Politècnica de València, ETRA y Green Urban Data, están realizando el proyecto TRUST 2030
  • El proyecto ayudará a cuantificar las emisiones en tiempo real caracterizando la interrelación entre el ciclo integral del agua (abastecimiento de agua potable y depuración), transporte y movilidad, e infraestructuras verdes y emisiones en el entorno urbano.
  • Los resultados del proyecto se presentaron en las XI JORNADAS SOBRE ENERGÍAS RENOVABLES celebradas en la U.P.V.

El proyecto TRUST 2030Transición Urbana Sostenible mediante métricas para la decisión pública basadas en herramientas big data” es uno de los cuatro proyectos altamente estratégicos en cooperación seleccionados por la Agencia Valenciana de la Innovación este año 2018.

El principal objetivo del proyecto TRUST 2030 es el de aprovechar todo el potencial que hoy brindan las herramientas Big Data para reducir las emisiones contaminantes en los entornos urbanos de la Comunitat Valenciana. En este proyecto participan EMIVASA, la Universitat Politècnica de València, ETRA y Green Urban Data.

TRUST 2030 se centra en tres sectores claves en cuanto a emisiones de gases efecto invernadero en la Comunitat: agua, transporte y los espacios verdes. Este último como sumideros de estas emisiones. Así, este proyecto permitirá cuantificar las emisiones en tiempo real caracterizando la interrelación entre el ciclo integral del agua (abastecimiento de agua potable y depuración), transporte y movilidad, e infraestructuras verdes y las emisiones en el entorno urbano.

En este sentido, cabe destacar que Valencia a través de la empresa gestora del servicio de agua potable, EMIVASA, se encuentra en la vanguardia nacional y europea en la gestión de contadores inteligentes con telelectura.

La sensorización del consumo de agua potable, así como la del tráfico urbano de la ciudad de Valencia, junto con mediciones de consumo energético y emisiones asociadas al resto de actividades del Ciclo Integral del Agua, permiten elaborar modelos predictivos de emisiones de gases de efecto invernadero muy precisos que posibilitarán en el futuro a las administraciones públicas tomar decisiones con el objetivo de reducir las emisiones contaminantes y luchar contra el cambio climático desde el conocimiento científico.

El pasado día 13, dentro de las XI JORNADAS SOBRE ENERGÍAS RENOVABLES celebradas en la Universidad Politécnica de Valencia, se presentaron los resultados del proyecto de I+D TRUST 2030, en el que participa EMIVASA, como socio destacado.

Share
This