• Este trabajo se enmarca en el Convenio de Colaboración entre el Ayuntamiento de València y Global Omnium para desarrollar la estrategia de Turismo Sostenible de la Ciudad de València
  • La huella hídrica y la huella de carbono de todos los establecimientos de Valencia se podrá comprobar y verificar desde cualquier parte del mundo gracias a la tecnología blockchain desarrollada por Global Omnium
  • Pocas ciudades en el mundo han realizado el ejercicio de calcular la huella de carbono de la actividad turística y ninguna había sido capaz de verificarla antes que València
  • Con este trabajo ha quedado demostrado la eficiencia de los servicios públicos municipales, así por ejemplo sólo con el incremento de la eficiencia hídrica que se esta desarrollando por EMIVASA y con los mismos hídricos se podría incrementar y soportar sin problema la oferta de Turismo Sostenible y duplicar el PIB que el turismo aporta a toda la ciudad

(9.07.2020).- Valencia se ha convertido en la primera ciudad del mundo en verificar y certificar por Organismo Acreditado (AENOR) la huella de carbono de la totalidad de la actividad turística de la ciudad, un reto que se ha conseguido en el marco del acuerdo establecido entre el Ayuntamiento de València, a través de la Fundación Visit València, y Global Omnium, a través de la Fundación Aguas de València, para elaborar una Estrategia de Turismo Sostenible para la ciudad de València que pasa por el cumplimiento de los 17 ODS de la Agenda 2030.

   Este trabajo es la antesala para dotar a la ciudad de una marca verde de sostenibilidad como actividad turística descarbonizada en el horizonte 2025-2030, de esta forma, y gracias a la tecnología desarrollada por Global Omnium y puesta a disposición de la ciudad, a través de tecnología blockchain, la huella de carbono y la huella hídrica de todos los establecimientos de la ciudad, se podrá comprobar y verificar desde cualquier parte del mundo, contribuyendo y dando credibilidad a la marca verde del turismo sostenible de Valencia.

    De esta manera, el director de Visit València, Toni Bernabé y el director de Sostenibilidad Corporativo de Global Omnium, Juan Luis Pozo, han puesto en valor que muy pocas ciudades en el mundo han realizado el ejercicio de calcular la huella de carbono de la actividad turística, •pero ninguna había sido capaz de verificarla antes que València”. En este contexto, han explicado que la huella de carbono verificada pone de manifiesto la eficiencia de los servicios públicos de la ciudad de Valencia, con especial relevancia para la gestión del abastecimiento de agua, siendo Valencia la ciudad europea con mayor eficiencia hídrica con medición real gracias a la telelectura.

      Al mismo tiempo han recalcado la importancia del cálculo de huella de carbono de la actividad turística de la ciudad de València para poner en valor el mismo con relación a cualquier otra actividad desarrollada en la ciudad, pues todas las actividades humanas emiten CO2 En el caso de la ciudad de València, “a efectos comparativos, la huella de carbono de la actividad turística de València es la tercera parte de la huella generada sólo por el consumo de alimentos de todos los habitantes de la ciudad”.

    Igualmente, según el trabajo desarrollado, la huella hídrica generada por el consumo de alimentos de todos los vecinos de Valencia, “es 15 veces superior a la huella hídrica de la totalidad de la actividad turística en la ciudad de Valencia”.

    Ejemplo de la eficiencia de los servicios públicos de la Ciudad de Valéncia, es el hecho de que sólo con el incremento de la eficiencia hídrica que se está llevando a cabo de forma continua y progresiva por parte de EMIVASA, con los mismos recursos hídricos actuales se podría incrementar y soportar sin problema alguno la oferta de Turismo Sostenible, y exclusivamente con un incremento de los días de estancia en la ciudad, se podría duplicar el PIB que el turismo aporta a toda la ciudad”, han explicado.

    La estrategia pretende alcanzar las metas marcadas por los ODS en las áreas social y económica, en el área de patrimonio, recursos, medio ambiente y clima y en el área de gobernanza por la sostenibilidad.

    De esta manera, la actividad turística desarrollada en la ciudad de València, en la línea de los compromisos de la Fundación Visit València y de Global Omnium, se adaptan a las necesidades medioambientales marcadas por la ONU y por la nueva Ley de Transición Ecológica de España que tendrán importantes implicaciones para el sector turístico.

    En este sentido, Pozo ha señalado que la huella de carbono de la actividad turística de la ciudad de València se ha realizado de “forma exhaustiva” y con un alto grado de rigor ya que, para su cálculo contempla diez capítulos frente a otros trabajos que solo contemplan cuatro capítulos.

Share
This